Pay on demand en el content marketing

El gran desarrollo que hemos vivido en la velocidad de conexión que disfrutamos actualmente en nuestros hogares ha permitido el crecimiento de negocios que hasta la fecha nos parecían extraños. Este es el caso de pay on demand o pago por consumo que utilizan diversas plataformas.

Hace tan solo unas décadas, la velocidad de conexión que un usuario promedio podía contratar no pasaba de los 20 Kbit/s y actualmente puede sobrepasar fácilmente los 100 Mbit/s, algo que ha permitido un rápido crecimiento de los negocios basados en Internet y, especialmente, la posibilidad de pagar por el contenido que consumes.

working in a group

Photo by Kaboompics .com on Pexels.com

Seguir leyendo

Estrenando nuevo dominio personalizado

Como bien dice el dicho popular “año nuevo, vida nueva”, he pensado que había llegado el momento de darle un nuevo giro al Blog. Pero, en esta ocasión, este cambio no está relacionado con el diseño si no más bien con el dominio.

Finalmente, tras muchas vueltas al respecto, valorando los beneficios de tener un propio dominio o seguir con el dominio genérico que te aporta WordPress, tomé la decisión de comenzar con un domino personalizado propio.

Nuevo dominio para mi blog: jaimeporta.com Seguir leyendo

¿son necesarios realmente los blogs corporativos?

En casi todas las conferencias a las que he tenido el placer de asistir siempre se ha hablado sobre la necesidad de generar contenidos y que los blogs eran la mejor herramienta para ello.

Básicamente porque:

  • la gente parece que últimamente prefiere un blog a una página corporativa
  • Google también parece que prefiere un blog a una página corporativa
  • la Red hace ya tiempo que prefiere un blog a una página corporativa y ofrece un sin fin de herramientas para posicionar tu blog (corporativo o no)
  • incluso tengo amigos que me siguen más por lo que pongo en mi blog que por lo publicado en mi muro de Facebook
  • Así que lo mejor es seguir la corriente y, como siempre digo, “los experimentos con gaseosa”.

    Siempre es mucho mejor que un joven universitario de algún país desarrollado (o no) descubra una nueva plataforma para comunicarse, usando una tecnología de la cual tú no has ni oído hablar pero que permite integrarse con dispositivos y terminales que tampoco sabías que existían.

    Esto sucede cada día. Constantemente aparecen nuevas plataformas, páginas web y aplicaciones que realizan milagros en la Red y que pueden hacer casi de todo, menos ser útiles. Así que lo mejor es dejar que otros prueben antes las cosas y, una vez que estemos seguros que funcionan, aplicarlas.

    No quiero decir que tengamos que esperar años a utilizar algo como los blogs corporativos o las aplicaciones iPhone en nuestra estrategia de comunicación. Simplemente que no nos lancemos a crear perfiles en todo lo que nace en la Red y nos centremos en las cosas que funcionan o están funcionando. Eso sí, debemos estar pendiente de todo lo que se cuece y las novedades que van surgiendo.

    Hoy, revisando mi timeline de Twitter he visto un comentario que enlazaba el blog de Social Mouths, hablando sobre los blogs corporativos y sacando a la luz algunos puntos fundamentales que tenemos que tener en cuenta a la hora de proponer en nuestra empresa crear uno (o dos, tres…).

    Básicamente, aunque os recomiendo leer el post hasta el final, podemos resumirlo en:

  • Seguramente te toque a ti escribir los contenidos… así que gestiona bien tu tiempo, porque seguramente tendrás que hacer más cosas a parte de un blog
  • Piensa antes cómo vas a distribuir tu blog… no te pongas a escribir como loco y luego te des cuenta que no te indexa nadie (recuerda la gestión del tiempo)
  • ¿Qué pasa si te responden o retwittean tus post? Piensa antes sobre esto para que luego no reacciones sobre la marca (es bueno crear un plan de crisis)
  • ¿Cómo vas medirlo? Si has conseguido convencer a tu empresa de invertir un porcentaje de su presupuesto en marketing para crear tu blog… te pedirán resultados (y objetivos)
  • Creo que al final repito lo que ya puse en otro post: sigue las 5W y, antes de lanzarte a un proyecto como este, pregúntate ¿qué vas a hacer?¿quién lo va hacer?¿cuándo?¿cómo?¿dónde? Y añadiría además ¿por cuanto?