SEO Report de Google

Hace unos días Google ha publicado un estudio sobre el posicionamiento SEO de sus páginas, que puede ser usado por muchos community manager para mejorar el posicionamiento SEO de sus webs, blogs y sites en general.

En este estudio veréis como el mismo Google habla sobre la importancia de utilizar una correcta descripción de vuestras webs, realizar un buen uso de las metatags, keywords, etc.

Los <titles> son una forma de decir a los usuarios y al propio Google qué es lo que contiene vuestra web, por lo que es importante pensar bien las palabras que queréis incluir en ellos. En estos <titles> podéis incluir incluso alguna breve descripción de la página que ayude a los usuarios a decidir si vuestra web es lo que estaban buscando.

De la misma forma, debemos incluir metaetiquetas descriptivas, que amplíen el contenido que ofrece nuestro site para que tanto los motores de búsqueda como los usuarios tengan una mejor idea de lo que van a encontrarse en la página.

Ejemplo de una descripción correcta de la metaetiqueta

Consolidación de URLs

En ciertas ocasiones vemos como nuestra web dispone de varias URL que generan un entramado web, que puede llegar a crear cierta confusión tanto a los usuarios como a los motores de búsqueda.

Es importante consolidar nuestras URL y definir cuales son las principales y cuales las secundarias.

Redireccionamiento 301 y 302

Para facilitar la consolidación de nuestra web, debemos usar tanto el redireccionamiento 301 como el 302 (cuando sea temporal) para indicar a los motores de búsqueda cual es la URL canónica (principal), de forma que toda la reputación que puedan tener las diferentes URL se redireccionarán hacia la principal, en vez dispersar nuestro esfuerzo en un sin fin de URL que, al fin y al cabo, vienen a ser la misma página.

Aquí sería bueno dejar claro cuál debe ser la estructura de nuestra página, los directorios que vamos a crear y cómo daremos forma a las diferentes subpáginas.

Es algo que ya comenté en un post anterior: debemos desarrollar una estrategia para desarrollar nuestra presencia en la Red, esto incluye definir correctamente la estructura de nuestra web.

Optimiza tu página

Cuando queramos optimizar una página que ya existe, debemos fijarnos en todos los elementos que la incluyen, no sólo el texto o los links que realizamos.

Debemos fijarnos también en si hacemos un correcto uso de las etiquetas de encabezado, pues ayuda a los motores de búsqueda a la hora de realizar un esquema de la web y, por lo tanto, mejora su posicionamiento.

Igualmente, hay que tener presente los enlaces que incluimos en las imágenes y logotipos que se pueden encontrar en nuestra web. De forma que si nuestro logotipo es visible en todas las URL de nuestra web, debemos asegurarnos que al hacer clic sobre él, se nos redirecciona a la página principal (canónica) para que sea esta la que reciba toda la reputación que puedan adquirir el resto de páginas, mejorando el posicionamiento de la página principal.

Podéis encontrar el informe completo en el blog para Webmaster de Google, donde ampliar la información que aquí os facilito. Simplemente me he limitado a destacar lo que considero más interesante, aunque de forma más esquemática.

Las 5W de la Comunicación Online

A punto de comenzar las vacaciones de Semana Santa, debe ser que mi mente ya está camino de algún lugar paradisíaco, con sol y playa (no me extraña, sabiendo que pasaré los próximos días en Galicia… que prefiera dispersarse por algún destino tropical, eso sí… imaginario), me he puesto a pensar en qué es lo que hacemos en la Comunicación 2.0… y he acabado planteándome las 5W de la Comunicación Online.

Es algo que muchas empresas y/o responsables de comunicación que quieran entrar en el mundo online deberían plantearse:

  • Qué tenemos que hacer
  • Por qué lo hacemos
  • Cuándo lo hacemos
  • Dónde lo hacemos
  • y Quién lo hace

Así que cuando nuestra empresa nos diga: tenemos que estar en las redes sociales, debemos plantearnos estas preguntas para preparar nuestra estrategia y generar un plan que nos permita servir de guía en el mundo online.

Qué hacemos:

Al igual que no todas las empresas son iguales, no tenemos que hacer todo lo que hacen los demás. Así que tenemos que adaptar nuestra estrategia a lo que nos interesa, determinar nuestro público objetivo, ver cómo interacciona y centrarnos allí donde podemos aportar algo. Pongamos el ejemplo y comparemos a Coca-Cola con Ferreterías Pérez. La primera es lógico que tenga un blog corporativo, vinculado con su Twitter y indexado con su perfil en Facebook. Pero a Ferreterías Pérez le bastaría con tener una buena web, que indexe bien y, si acaso, un blog… pero para nada necesita gasta dinero en mantener su Twitter o página en Facebook (otra cosa es que el dueño de Ferreterías Pepe, como es un fan de las redes sociales, lo haga).

Así que tenemos que adaptarnos a lo que necesitamos, analizando a quién nos dirigimos y actuando en consecuencia.


Por qué lo hacemos:

Una vez que hemos visto donde está nuestro público objetivo, debemos plantearnos el motivo de lanzar un comentario y no otro, hablar sobre una noticia o simplemente responder o no a comentarios que puedan surgir en nuestro perfil de Facebook. Es importante tener claro la forma que tenemos de plantearnos nuestra presencia en la Web 2.0, así como en las Redes Sociales. No siempre es recomendable (o casi nunca) borrar un comentario negativo en tu muro de Facebook. Es mejor transformarlo en una oportunidad para dejar que un usuario exprese su opinión y solicitarle los motivos de su enfado, generando conversación.

Saber por qué hacemos las cosas nos permite ver oportunidades para fortalecer nuestra imagen online allí donde otros ven un problema.

Cuándo lo hacemos:

No es lo mismo hacer un twitt a las 11 de la noche, que a las 5 de la tarde. O lanzar una nota de prensa, o un comunicado, o las fotos del último evento justo después de haber ocurrido que dos semanas más tarde. Igualmente, hay que saber cuando responder a comentarios que puedan surgir en tu blog o perfil de Facebook, de la misma forma que es importante el cómo se responde.

Conocer las costumbres y formas de la Red nos permitirá que nuestros mensajes lleguen más lejos.

Dónde lo hacemos:

Cuando ya nos hemos embarcado en la aventura 2.0, nos surge la duda de por qué hacer un comentario en Twitter y no en Facebook, o porqué subir las fotos a Flickr en vez de directamente a la web de la empresa. Hay que preparar una estrategia donde planifiquemos la indexación de los contenidos y comentarios que vamos a subir a la Red. Por este motivo, usaremos Hootsuite para postear nuestros comentarios en Facebook y Twitter, y tendremos nuestro perfil de Twitter publicado en la web de la empresa; mientras que si queremos hacer un post más largo que 140 caracteres, usaremos el blog, que a su vez estará indexado con la web oficial y se twitteará directamente, para llegar a nuestros seguidores.

Planificar primero nuestras acciones, nos permitirá llegar a más sitios con menos esfuerzo.


Quién lo hace:

Cuando preparemos nuestra estrategia para entrar en el mundo online, debemos dejar siempre claro quién hace qué y de qué funciones se responsabiliza cada uno, o nos veremos en la situación de repetir comentarios, links en nuestro muro, duplicar twitts, etc.

Por otro lado, si hay que responder a un usuario, es importante saber quién lo hace y la forma que tiene que usar para hacerlo.

Nos evitará sorpresas si dejamos claro quién tiene que hacer cada apartado de nuestra comunicación 2.0.

Esto son sólo algunas ideas que me han surgido y que normalmente planteo en las reuniones a las que voy. Responder a estas preguntas suele aclarar mucho de la estrategia de la empresa. Eso sí, cada cual puede adaptarlas y añadir o quitar lo que no le sea útil.

¿Es el único objetivo ganar usuarios?

A día de hoy aun no se han desarrollado herramientas de medición para valorar los resultados de una acción online o un plan de comunicación/marketing 2.0.

Ya he hablado sobre este tema antes, pero el otro día participé en una conversación sobre si era necesario aceptar objetivos por número de usuarios a la hora de planificar una acción online.

Como en todos los debates, había opiniones en ambos sentidos, por lo que tampoco se llegó a una conclusión clara. Pero sí me pude percatar que muy pocas veces se hace referencia a ciertas normas básicas en el marketing o en la empresa cuando se habla de un nuevo producto, lanzamiento, acción, etc.

El mundo 2.0 seguimos pecando de un exceso de ambigüedad a la hora de hablar y presentar proyectos de web 2.0: que si creamos comunidad, un espacio de comunicación para con los clientes, que si atención personalizada, conectarnos con los usuarios, etc… pero no entramos a ofrecer parámetros de medición y objetivos concretos en las acciones que llevamos acabo.

Por supuesto, gran parte de culpa la tiene el no haber todavía criterios homogéneos de evaluación y medición de la efectividad de este tipo de acciones, por lo que entramos en la subjetividad de las valoraciones.

Hablando con otros colegas sobre si era recomendable aceptar objetivos por volumen de usuarios, pocos se planteaban analizar el volumen del mercado (usuarios) del que estamos hablando. No es lo mismo hablar del mercado al que se enfrentan portales como Facebook o Tuenti, o sitios como moterus o retospadel, webs específicas de una temática y centradas en un público muy concreto.

fans stadium field sport

Photo by Tookapic on Pexels.com

Otro parámetro que se suele usar es la calidad de interacciones de los usuarios. Sí, como suena… porque tenéis que saber que las interacciones de los usuarios son de distinta calidad: la hay buena, mala, ni fú ni fá, íntima, puntual, te llamo luego… volvemos a lo mismo: ¿quién es tu público objetivo y cómo se comporta/comunica? Cuando sepas esto, podrás hacer unas estimaciones sobre las interacciones que estás buscando.

Pongo un ejemplo. Si tengo una empresa que se dedica a montar ligas de fútbol y decido montar una red social, el número de usuarios puede estar bien, pero si no soy capaz de gestionar más de 100 equipos por campeonato, es una variable que no me va a decir mucho.

Por el contrario, si me centro en las interacciones de los usuarios, puede estar bien que hablen entre ellos… pero no tanto si eso implica que comienzan a quedar para montar sus propios partidos fuera de la red o de la gestión de la empresa.

Así que, cómo puedo valorar si la red social que hemos creado es efectiva. Pues debo plantearme ciertas cuestiones:

  • ¿Ayuda a alcanzar los objetivos de la empresa?
  • ¿Mejora la imagen de la empresa en la red o entre los usuarios?¿Sí, cómo?
  • ¿Me permite mejorar la comunicación con los clientes/usuarios?¿Cómo?
  • ¿Qué valor añadido ofrezco a mis clientes frente a otros canales ya disponibles o la competencia?
  • ¿Entiendo la cadena de valor que supone para la empresa esta plataforma?
  • ¿A quién me dirijo?
  • ¿Cuál es el objetivo de esta acción?
  • ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de esta acción frente a lo ya existente?

Recordemos que la comunicación 2.0 no es otra cosa más que una nueva herramienta de comunicación tradicional, un nuevo camino para alcanzar los mismos objetivos que teníamos antes de la llegada de la web 2.0 pero con un nuevo enfoque, un nuevo lenguaje y un nuevo ritmo (mucho más rápido).

Cuando realizamos una campaña 2.0 debemos hacernos las mismas preguntas que si lanzamos un nuevo producto o línea de negocio, hacer nuestro plan estratégico y llevar acabo un estudio de viabilidad, para lo cual, debemos fijar (ya que esta la fecha no existen) unos objetivos (exclusivos para cada accción) y como vamos a valorarlos, previamente a su lanzamiento.

Citroen 2.0

Esta semana no paran de surgir sorpresas, generalmente agradables, y hoy no iba a ser una excepción.
Al abrir mi correo, me encuentro, como cada día, con un montón de mails, publicidad, spams, portales de compra (en tres años que llevo dado de alta en un buen número de portales de compra por Internet sólo he comprado tres cosas… que le vamos a hacer, a veces ni a mi mismo me entiendo como usuario 2.0). Entre ellos, puedo ver uno que dice “El contrato del año” seguido de “PUBLI” (gmail cuida mucho a sus usuarios y ya nos avisa de los que nos podemos encontrar).

Será por eso de que te pica el gusanillo, será porque es demasiado temprano para haber caído ya en un estado malhumorado del día a día o porque simplemente me llamó la atención, me decidí a abrir el correo. Y a buena hora!!


Citroën, de la mano de Manpower, ha lanzado una iniciativa 2.0 bastante curiosa: van a seleccionar un candidato para probar durante un año su nuevo modelo DS3 y, además (por si eso no fuese ya suficiente para hacer viralidad) te pagan un salario por hacerlo… como ya podréis suponer, el que aquí escribe ya ha cumplimentado la correspondiente solicitud y enviado raudo y veloz su CV.

Además, por si ya no hubiese suficiente motivación… tienes que contar tus experiencias con el DS3 en un blog!!! Vamos, que en lo referente a mí… soy su candidato ideal (al menos ellos son mi empleo ideal… a ver si surge el amor).

Así que hago un llamamiento a la viralidad… apoyar mi candidatura para comentar las veleidades del nuevo DS3 y disfrutar de un añito de coche por la “face”!!!

Prometo llevar a dar una vuelta a los que me apoyen… faltaría más!!!

Primeras reacciones a FICOD

Me hubiera gustado escribir antes mis impresiones sobre las primeras sesiones a las que he tenido el placer de asistir en FICOD, pero el día a día me ha tenido bastante ocupado (eso de irte de feria y conferencias es lo que tiene).

Lo primero que tengo que decir es que en FICOD estoy conociendo a mucha gente del sector, con buenas ideas y grandes proyectos. La verdad que me está gustando, sobre todo en la parte humana, a la hora de compartir con otros compañeros de profesión ideas, opiniones, criterios e impresiones.

Ahora bien, espero que esto que voy a poner aquí no trascienda demasiado, no vaya a ser que me clausuren el blog!! La organización de FICOD, al menos en las primeras horas del evento, dejó bastante que desear… no puede ser que hagan un llamamiento por megafonía para asistir al acto inaugural, para luego tenerte 20 minutos esperando porque es necesario que las autoridades se hagan la foto. No digo que no deban hacérsela, para eso pagan… pero que los responsables del evento lo coordinen para que no tarden tanto tiempo en comenzar. Esta es una mala costumbre española y deberíamos mejorar, en muchos aspectos, nuestra puntualidad!!

Por cierto, mi querido amigo Joaquín tendría una buena alumna en la Ministra de Cultura para sus clases de presentaciones eficaces!! Y es que la pobre mujer la ponen a hablar justo detrás de la invitada de la “administración Obama” (como dicen ellos), que era toda una speaker!! ¿Cómo puede una ministra dar una conferencia leyendo directamente el discurso que tiene escrito?… menos mal que es sólo ministra de cultura… Al menos, Miguel Sebastián estuvo a la altura y se le ven más tablas en el tema.

Pero vayamos al grano, directamente a la conferencia sobre Redes Sociales. Supongo que la gran decepción sobre la conferencia era la falsa esperanza que alguno de los contertulios nos fuese a dar el secreto del éxito y explicase cómo una red social puede ganar dinero… una de las sorpresas que nos deparó el evento fue que el foro de Twitter estaba mucho más activo que el propio debate.

Sin embargo, no me parece bien que si se incluye a Twitter en este tipo de mesas redondas, los contertulios no puedan leer los mensajes que aparecen. La pantalla estaba a sus espaldas y hubiera sido mucho más interesante si pudiesen haber visto alguna de las cuestiones que allí de planteaban (al menos alguno lo intentó y obtuvo como premio la cómplices risas del público).

Algo que me ha quedado claro sobre las Redes Sociales es que pocos tienen aun claro la cadena de valor que aportan a los usuarios. Ni tan siquiera Tuenti parece tener claro a qué juega, o al menos no quiere demostrarlo no vaya a ser que le copien en chiringuito (no se quién… Facebook tal vez?).

De todos los ponentes que allí había, el único que parece que sí lo tenía claro y esto se reflejaba en un plan de viabilidad era, como no, una página de contactos (eso sí, a la inversa… donde los chicos somos el ganado y las chicas las que salen a cazar… dice que eso les hace sentirse más cómodas… a mí, mientras ligue…). No vamos a hacer publicidad de la página que por ahora no me pagan.

Finalmente, para sorpresa de muchos (al menos mía) en gran tapado del evento fue Rodrigo Miguel Pineda, Director de Terra. Parecía cuestionable su defensa de Keteke, el proyecto de Terra para crear su propia red social. Muchos comentarios en Twitter así lo demostraban y algún que otro comentario por lo bajo en la sala. Pero, para nuestra sorpresa, respondiendo a una de las preguntas planteadas por el público nos dijo: “si funciona, muy bien; y si no funciona, también”… muchos se quedaron con la boca abierta ante tal afirmación y algunos entendimos inmediatamente su significado. El único que tiene claro el negocio de las redes sociales es Telefónica!!

Y es que Telefónica es la gran beneficiada ante la proliferación de redes sociales, blogs, foros, sites… interacciones entre usuarios… comentarios… etc., etc., etc. Al fin y al cabo son ellos el mayor proveedor en España de conexiones de móviles a la Red (creo que también de ordenador… pero no estoy seguro), por lo que cada vez más gente se conecta con su nuevo y flamante iPhone para ver su perfil en Facebook, Tuenti o Twittear sobre una conferencia.

Por lo que en este caso lo que funcione sea Keteke o Tocotó… les viene un poco igual. Tan solo crean necesidades en el mercado… una vez creada, que otro se lo curre (además, por ahora ni si quiera es rentable). Así que, si no existiese un Facebook… lo inventamos; si ya existe, creamos otro en el que pueda acceder con el móvil para que los demás también lo hagan… y que puedas subir y bajar contenido, hacer comentarios, etc… todo directamente a tu factura del móvil (o tarifa plana, menos mal).

Así que, en consecuencia, sólo Telefónica tiene claro la cadena de valor que ofrecen las Redes Sociales. Es la única que está realmente obteniendo beneficios claros y con perspectiva de continuar e incrementarse en el tiempo.

¿Qué pasa cuando no tenemos qué comunicar?

Cualquier profesional del mundo de la comunicación, no sólo del mundo online, se ha enfrentado a esta situación.

Y es que hay momentos donde no tienes nada que comunicar, nada que contar y nada que decir, pero como muchas veces nos puede nuestra “vocación” nos ponemos a escribir sobre lo que se nos ocurra (véase este post).

Ahora bien, hablando en serio, muchas veces un cliente se compara con su competencia y espera obtener unos resultados similares a los que están obteniendo otros, sin entrar a valorar la inversión que están realizando; ya no solo en el posicionamiento online, sino en toda una estrategia de posicionamiento en la red, que incluye la generación de contenidos, acciones, planes estratégicos, integración de esfuerzos, etc.

Todavía tenemos a muchas empresas que se plantean estar en la Red por el típico “por si cuela”, porque está de moda y además en algún sito han leído eso de la Web 2.0 y el posicionamiento en buscadores y quieren que su Web esté a la última y como número 1 de Google. Eso sí, no están dispuestos a gastarse más allá de lo que cuesta un becario (o mileurista en el mejor de los casos) y ni les hables de la necesidad de generar contenidos extras (véase acciones, eventos, fotos, videos, promociones, merchan, etc.).

Así que, a los que estamos en este mundillo nos toca explicarle al cliente que no se puede hacer un canal en YouTube con cuatro videos y pretender que este tenga las miles de visitas que tienen canales con cientos de videos; o lograr en un mes los mismos fans en Facebook que tiene otra página que lleva trabajando seis meses en el lanzamiento de un producto. Por poner algunos ejemplos.

Pero nos debemos a la ley de proveedor, cuyo artículo primero dice que “el cliente siempre tiene razón”… o casi siempre, y si no la tiene, se aplica el artículo primero.

Por fortuna o desventura, esto no es algo nuevo. Pasó cuando nació Internet. Pasó cuando salieron los móviles capaces de poner un hombre en órbita. Pasó cuando aparecieron las redes sociales… ha pasado siempre con al TV… la gente quiere estar donde está de moda estar, sin analizar si puede o debe estar, y eso lleva a que su posicionamiento no sea el correcto.

La solución, o por lo menos parte de ella, está en la formación de los empleados y responsables de las empresas, en lo que a la Red se refiere. Tanto los responsables de marketing como los planificadores de las agencias de publicidad deben tener ciertos conocimientos sobre la Red para poder incluirlas en sus planes… y esta es la parte fundamental del asunto… Hay que incluirlo en un plan global y no plantearla como una acción puntual!!!

Es como si haces un mailing a 20.000 posibles clientes para comunicar las excelencias de tus productos y luego no tienes un plan para dar continuidad a esta acción ni estás preparado para canalizar las respuestas de esos clientes potenciales interesados. Pues esto mismo aplícalo a la Red 2.0

Vuelvo a repetir: la red no es más que un nuevo canal que las empresas deben integrar en sus planes estratégicos, planes de marketing y comunicación; ya sea a través de la formación de todos los empleados o bien a través de la creación de departamentos específicos (abogo más por la primera opción).

Estar o no estar… o más bien cómo estar

En los últimos tiempos estamos pasando de la necesidad de “estar” en la Red a la pregunta de “cómo” estar.

Las empresas ya no cuestionan la necesidad de contemplar la Red como una plataforma más para darse a conocer, crear una imagen de marca y abrir una nueva posibilidad de negocio. Lo que pasa ahora es que muchas empresas se están comenzando a preguntar cómo tienen que estar en la Red.

Y es que las cosas comienzan a no ser tan sencillas. Antes, bastaba con tener una web corporativa, con algunos datos de la empresa, de los productos, un sección de consultas y un apartado donde mandar el CV. Ahora, cualquier empresa con un portfolio de productos lo suficientemente amplio dispone de su web corporativa, varios microsites, clubes de fidelización, presencia en redes sociales, etc. ¿Y cómo se combina esto?

Volvemos a lo de siempre… es necesario desarrollar un plan de comunicación online o un plan de identidad corporativa online donde planifiques tu presencia en la Red, se fijen objetivos, plazos de actualización, identifiques a tus clientes online (o suscriptores), implementes acciones, etc.

Ahora que la Red ya forma parte de nuestras vidas y está cada vez más presente en nuestros planes de marketing y comunicación, debemos incorporarlo como una parte más del marketing mix, sin miedo… planteándolo como una herramienta más para llegar a los consumidores.

Si bien, debemos tener en cuenta que la forma de interaccionar en la Red no es la misma a cómo lo hacemos a través de la TV o de una revista… hay que adaptar nuestro lenguaje a este medio, pero no hay que afrontarlo con miedo. Disponemos ya de profesionales en este área y de empresas especializadas que ofrecen apoyo para logar implementar nuestros planes en la Red, sólo tenemos que tener claro lo que buscamos y lo que esperamos obtener. Porque, muchas veces, esta planificiación previa es la que puede dar al traste con nuestros planes para posicionarnos en la Goblosfera o puede hacernos llegar a las mejores posiciones de Google.

Maximización de los canales digitales

Esta mañana he tenido el placer de asistir a una nueva conferencia organizada por AERCO sobre la Maximización de los canales digitales en tiempos de crisis.

La verdad que ha sido del todo interesante y mereció la pena acercarme a conocer y charlar con otros responsables de comunidades online e intercambiar experiencias.

Una de las cosas más destacables fue exactamente eso, el poder hablar con otros profesionales de la web 2.0 sobre lo que hacemos, sin preguntarte ¿me estarán entendiendo? Y es que muchos de nosotros nos encontramos con la extraña sensación de que nadie nos comprende y piensa que hablamos en chino cuando intentamos explicar a qué nos dedicamos. Yo lo llamo el efecto Chandler, ese personaje de la serie Friends que nadie sabía exactamente a lo que se dedicaba, y lo vi reflejado en los ojos de mi tía (tiene más de 65 años) cuando intenté explicarle en qué consistía mi trabajo. Fue muy agradable conocer por fin a Selva, después de varias charlas online.

Volviendo sobre la conferencia… fue muy interesante la conferencia de Jonathan Browne sobre el futuro de la web 2.0, pues sostenía que muchas de las cosas que nos depara el futuro, ya están entre nosotros y sólo tenemos que mirar un poco a nuestro lado para verlo, ya que la tecnología está ya disponible y sólo hay que implementarla. Del mismo modo, también fue muy agradable escuchar la charla Ignacio Villoch sobre las redes sociales y destacar que Facebook era el sexto país mundial en población. Y es que en el fondo se trata de eso, de un gran número de gente que tiene algo en común o, simplemente, quiere compartir algo con los demás, por lo que el éxito de cualquier comunidad está en el grado de interacción que logre con sus miembros y miembros potenciales.

Básicamente, el objetivo de tener una presencia activa en las redes sociales (ya sean los facebooks y compañía, sites de microbloggin, agregadores, booksmarks, etc.) es mantener una conversación activa con tus clientes y poder saber qué es lo que piensan en cada momento, cuales son sus inquietudes y qué pueden necesitar en un futuro, ya sea inmediato o no.

Sin embargo, aun estamos intentando que las empresas y las instituciones entren en la denominada web 2.0 y ya estamos analizando, comparando y compartiendo aplicaciones de la web 3.0. La mayor parte del público en la Red aun se encuentra en la fase intermedia entre la web 1.0 y la 2.0. Cada vez son más los que se animan a aportar su granito de arena a la web, pero aun son muchos los que todavía están como meros espectadores.

Lo que está claro, es que el futuro de la comunicación online o la web 2.0, 3.0 o X.0 se está centrando en simplificar nuestro acceso a la Red mediante nuevas herramientas que surgen cada vez más potentes y cada vez más independientes para poder acceder dónde, cuándo y cómo queramos (ejemplo sería el nuevo iPhone 3G o modelos similares de otras marcas). Esta industria de lo nuevo, lo novedoso, no hace sino alimentar a una demanda cada vez más creciente, donde las nuevas generaciones seguro que juegan un papel fundamental en los próximos años.

Ahora bien, podemos afirmar que cada vez son más empresas las que se están apuntando a esta nueva forma de entender la web y de comunicarse con sus clientes. Cada vez más, las empresas se toman en serio que la Red es una herramienta útil para poder conocer mejor a sus clientes, saber lo que piensan, intercambiar comentarios con ellos y, sobre todo, ser conscientes de su propia imagen corporativa online. La comunicación online cada día cobra más importancia y cada vez más la veremos en los planes estratégicos de más empresas (no sólo americanas).

Eventos: Maximizing Digital Channels to Thrive in the Recovery

AERCO (Asociación Española de Responsables de Comunidades Online) lanza un nuevo evento sobre la crisis: Maximizing Digital Channels to Thrive in the Reovery, el próximo 14 de octubre.


La verdad que es una gran noticia que haya gente que siga trabajando para aportar soluciones a esta crisis que estamos viviendo.

En esta ocasión, enfocada en el aspecto de las redes sociales y la comunicación 2.0. Para lograr llevar acabo este evento, AERCO ha colaborado con Forrester Research, Centro de Innovacion del BBVA y Best Relations. La consultora Best Relations presentará el caso práctico: “Lluvia de Palabras 2.0 desde Tokio a San Francisco”. La explicación correrá a cargo de Ignasi Vendrell, Director de Best Relations y Lourdes Fernández, Directora de Off Limits Gestión Cultural y se describirá la estrategia en medios sociales desarrollada en 43 países y su maximización a través de las cadenas de televisión nacionales e internacionales.

Así mismo, Jonathan Browne presentará “The Future of Online Experiences: Prepare Now For Recovery”, lo cual le da un valor añadido al poder escuchar a uno de los mayores expertos en su área.

Os recomiendo asistir. Si estáis interesados, seguir este link.

Qué es nuevo en comunicación 2.0

De vez en cuando nos tenemos que parar a pensar y preguntarnos otra vez ¿en qué se diferencia realmente la comunicación 2.0?

Realmente, en muy poco. Por lo menos en los parámetros fundamentales que definen a la comunicación propiamente dicha.

Tanto en el mundo offline como en el online, cuando hablamos de comunicación nos seguimos refiriendo a un emisor, un mensaje y un receptor. Así que la base fundamental de la comunicación online viene a ser la misma que la comunicación tradicional. Entonces ¿dónde está la diferencia?


Lo que realmente hace distintas ambas formas de comunicarse es el modo que tenemos de estructura el mensaje que emitimos y como tenemos que adaptarlo a los receptores que nos interesan. Por ejemplo: si estamos hablando de lo bien que se come en un restaurante, ideal para llevar a tu pareja, en el mundo offline buscaríamos que nos publicasen un artículo de varías páginas sobre el restaurante, la comida que hace, una entrevista al dueño y al jefe de cocina, un par de fotos del local y alguno de sus platos, etc…

Cuando esto lo trasladamos a la Red ¿quién es capaz de leerse más de 500 o 1000 palabras en la pantalla de su ordenador? Así que nuestro mensaje se resume a una reseña en una web (o en muchas), con fotos del local, la entrada, los platos, las vistas, la mesa, la silla, la copa del vino, el cocinero guapo mientras cocina (al feo lo seguimos sin sacar, ya sea en revista o en red… esto no cambia), un link a Google Maps para poder encontrar el sitio fácilmente y un link al apartado “contacto”.


Y, por otro lado, dejamos que los demás internautas puedan dejar sus comentarios sobre el restaurante y la comida que disfrutaron.

Así que, viéndolo con perspectiva, lo que realmente diferencia la comunicación tradicional de la comunicación online es que en esta última buscamos lograr los comentarios (eso sí, positivos) de los propios usuarios, o lo que llamamos comunicación viral. Para ello, nuestro plan de comunicación en la Red se complica un poco más que si lo hiciéramos en medios tradicionales.

Ahora, tenemos infinidad de canales que podemos controlar nosotros directamente para entablar conversar con nuestros interlocutores.