Facebook y la nueva panacea de la comunicación

¿Quien no tiene hoy en día una página en Facebook? En la actualidad, cerca de un 10% de todos los españoles tienen su espacio en esta red de redes, donde intercambian opiniones, fotos, videos, mensajes y demás comentarios sobre sus vidas personales.

Un amigo mío definió Facebook como la nueva portera del vecindario de la globosfera. Y no le quito razón. Facebook se ha convertido en una ventana abierta a la vida personal de todo aquel que quiera contar sus azañas y extender sus aventuras por la red. Vasta con pasarte unos minutos delante de la pantalla de tu ordenador y podrás estar al tanto de la vida de amigos a los que no has visto desde que saliste de la universidad o a los que, con un poco de suerte, apenas sí conociste una noche de copas en algún garito de moda.

Y es que esta red de redes se ha convertido en una verdadera revolución social. Si no estás en Facebook… simplemente no existes!! Así pues, todo el mundo se ha lanzado a crear sus páginas personales, entablando amistad con todo aquel que se preste. Y, como era de suponer, las empresas también han visto en Facebook una manera de promocionarse y dar a conocer sus productos y/o servicios.

Pero lo más interesante es que muchas de las páginas que encontramos en Facebook sobre una marca, un grupo o una empresa, han sido realizados por personas independientes que no tienen nada que ver con la marca, firma o producto en cuestión; sino que simplemente son simpatizantes. Gracias a este tipo de páginas, nos hemos podido hacer fans del anuncio de Gas Natural o de salir de tapas por la latina.

A través de esta red se pueden llegar a más de 175 millones de usuarios en todo el mundo, todo un mercado al que las empresas deberían prestar más atención y comenzar a incluir en sus acción de PR un apartado para este tipo de redes sociales. Eso sí, teniendo muy en cuenta el tipo de interlocutores al que se dirigen a través de estos portales… aquí es la red la que genera los contenidos, comentarios, opiniones… En Facebook los internautas tienen la libertad de decir lo que les gusta, lo que no les gusta, de lo que pasan y les importa tres pimientos…

Si has tomado la decisión de crear una página en una red social, ya sea Facebook o cualquier otra, para promocionar tu empresa, un producto o el próximo lanzamiento… ten muy en cuenta que te diriges a un segmento muy dinámico, donde los contenidos que colgaste ayer, ya pueden estar pasados de moda… pero que si no estás… como bien dije antes… no existes.

Es el mailing efectivo?

Cada día recibimos un gran número de correos, muchos de ellos corresponden a publicidad de empresas que llevan acabo acciones de marketing a través de mailings que, con un poco de suerte, han sido gestionadas a través de un CRM.

Hoy he participado en un foro sobre cómo escribir un mail para atraer a los clientes hacia nuestros productos. Muchas empresas se ven atraídas por este tipo de acciones gracias al bajo coste por impacto que supone, pero, al mismo tiempo debemos valorar el efecto que tiene este tipo de acciones en nuestros clientes y clientes potenciales.

Muchos servidores de correo filtran los mensajes que reciben sus usuarios y mandan este tipo de correos directamente a la carpeta de spams. En otras ocasiones, son los propios usuarios, tras recibir varios de nuestros correos los que nos condenan junto con el resto de spams que venden viagra y otros pastillitas en Internet.

Cuando se planifica una acción del estilo mailing, aun son muchas las empresas que no están teniendo en cuenta las nuevas tendencias de la comunicación 2.0 que buscan una combinación de estrategias “Push&Pull”, de forma que nuestras acciones busquen una comunicación directa con sus clientes, con los que interrelacionan en tiempo real (B2P+P2B) y son ellos los que deciden qué información reciben.

De este modo, nuestro plan de comunicación on line debe dar una importancia sustancial a la generación de contenidos relevantes en nuestro site, que atraiga a los internautas hacia nuestra página, donde puedan participar en la comunicación que la empresa lleva acabo a través de foros, bitácoras, blogs, etc.

Si queremos estar presente en la Red, no nos basta con crear una página de diseño pero carente de contenidos, ni que estos contenidos no sean relevantes para nuestros interlocutores; y mucho menos llenar el buzón de entrada de nuestros clientes potenciales con mails que no nos han pedido con información que no les interesa.

Actualizo este post con un comentario sobre 8 cosas a tener en cuenta cuando escribes un mail.