¿Compartimos información de forma segura?

Las redes sociales están hechas para compartir información, tanto con personas que conocemos como con personas que no conocemos personalmente, pero ¿lo hacemos de forma segura?

Cada vez existen más redes sociales que permiten compartir nuestras experiencias, comentarios, impresiones, lugares donde hemos estado (o estamos), fotos, la canción que estamos escuchando y muchas otras cosas más. En la mayoría de estos casos, al menos de una época reciente a esta parte, compartimos gran parte de esa información a través de nuestro smartphone, ya que permite una inmensa movilidad y capacidad de comunicación.

El problema viene en que muchas veces no controlamos la información que añade nuestro teléfono móvil cuando nosotros decidimos compartir algo en nuestra red social. Incluso nosotros mismos no somos conscientes del tipo de información que estamos compartiendo con mucha gente que realmente no conocemos.

Pongamos un ejemplo de una foto que subimos a nuestro perfil de Facebook o nuestra cuenta de Twitter disfrutando de una cerveza en la playa con los amigos. Mucha gente puede pensar “qué bien se lo pasa este hombre”, pero también estás lanzando un mensaje al mundo diciendo “no estoy en casa”. Esto, la verdad, no tendría que ser mayor problema porque, básicamente, ya nadie es tan ingenuo como para compartir este tipo de información personal en las redes sociales. Sin embargo, no mucha gente es consciente que muchos smartphones incluyen en las fotos que tomamos con ellos cierta información, como la hora y las coordenadas en la que fue tomada la foto. Así que cuando comparto la foto que acabo de hacer de Suka (mi perro) también estoy compartiendo el lugar donde he hecho la foto, por ejemplo mi casa.

Protegiendo nuestra privacidad de nuestros perfiles en las redes sociales

Por norma general las redes sociales ya son conscientes de ello y suelen eliminar dicha información encriptada de las fotos que compartimos, pero es mucho más sencillo si limitamos las funciones de nuestro teléfono móvil y evitamos que ciertas aplicaciones (como las cámara o Facebook) tengan acceso a nuestra geo-posición.

 

20140331-232851.jpg

Esto no quiere decir que no puedas compartir esta foto de la cerveza bien fría que te estás tomando en una terracita un sábado por la tarde, pero siempre siendo consciente de la información que compartes con ello.
Otra de las opciones que debemos comprobar es la configuración de privacidad de nuestras cuentas, para que sólo puedan ver la información que compartimos aquellas personas que nosotros queremos y que no pueda ser visto por cualquier persona. Bueno, si subes datos personales a Twitter… ya es bajo tu responsabilidad… pero lo normal es que la mayoría de las redes sociales actuales permiten controlar con quién compartimos información.

Como todo en esta vida, las redes sociales tienen muchas cosas positivas si se saben usar con cierto sentido, pero también entrañan muchos riesgos que debemos tener en cuenta a la hora de compartir nuestra vida con, muchas veces, personas que no conocemos o que realmente no sabemos el alcance que puede tener dicha información. Es bueno comprobar de vez en cuando las configuraciones de privacidad de nuestros móviles y de los perfiles que mantenemos en la red para asegurarnos que la información que se comparte se hace con quién nosotros queremos.

Os recomiendo echar un vistazo a este vídeo:

Comunicación Online – La diferencia entre objetivos primarios y secundarios

Hay en ciertas ocasiones en las que nuestra estrategia de comunicación online se centra más en alcanzar unos objetivos secundarios en vez de buscar lograr un objetivo primario.

Hace algunas semanas, durante una conversación con amigos, hablábamos sobre el lanzamiento de una nueva página web que alguien estaba preparando. Como era de esperar, estaba muy preocupado porque su nueva página web debía estar perfecta desde el primer momento, especialmente la nueva tienda online que estaba a punto de lanzar.

También hablamos del posicionamiento web, de cómo podía mejorar el SEO de su nueva página o apoyar con acciones SEM. Pero, al final, nadie se paró a pensar cómo podría ayudar esta nueva web a alcanzar los objetivos de la empresa, que eran, básicamente, vender más.

Así que, por mucho que mejoremos nuestro posicionamiento, nuestra página esté completamente optimizada para SEO y logremos un linkbuilding adecuado para mejora nuestra indexación, no servirá para nada si nuestra nueva web no está enmarcada dentro de una estrategia global para alcanzar unos objetivos generales (o primarios).

No voy a entrar en cómo sería la estrategia de posicionar una tienda online desde cero, pero básicamente, debemos preparar una estrategia, con objetivos intermedios o secundarios, que nos ayuden a alcanzar un objetivo mayor, global y que esté alineado con el objetivo principal de nuestra empresa y/o negocio:

  1. Gestión SEO: primero debemos asegurarnos que nuestra web está optimizada para SEO y que ofrece un contenido amigable para, tanto los usuarios como para Google.
  2. Indexación: no sólo lograr acciones de linkbuilding sino también lograr que nuestra marca se posicione en la red (tal vez con acciones de comunicación tradicional)
  3. CRM: una vez logradas algunas visitas a nuestra web, debemos gestionar a los usuarios de una forma adecuada y correcta (básicamente porque queremos que vuelvan)
  4. Escalabilidad de nuestra web: no hace falta incluir todas las funciones desde el principio, bastan aquellas que nos ayuden a alcanzar los primeros objetivos. Luego siempre podemos lanzar nuevas funciones, secciones, etc… Claro está, en la fase de desarrollo debemos haberlo planificado o nos tocará rehacer la página entera.
  5. Integración: la web no es más que un nuevo canal de comunicación, comercial, etc… así que debemos integrarlo en la empresa como un área más de negocio e implementar nuestros procesos internos para que pueda formar parte de nuestra cultura empresarial.
Es algo sencillo… la estrategia de comunicación online debe ser bastante más compleja que este pequeño índice, pero puede daros una idea de cómo hacerlo. Muchas veces los árboles no nos dejan ver el bosque y nos equivocamos ofuscándonos en alcanzar objetivos secundarios en vez de tratar de lograr los objetivos primarios.
La labor de la comunicación online tiene objetivos principales:
  • Aumentar el número de impactos/ventas/referencias/lo que sea que nuestra empresa haga
  • Mejorar nuestra comunicación con el cliente y reducir el número de incidencias y reclamaciones en nuestros canales tradicionales
  • Alguna otra que se os ocurra…
Por ejemplo, mejorar nuestro posicionamiento en Google de la página corporativa, si nos ayuda a alcanzar nuestro objetivo principal, queda muy bonito en el CV y cuando se lo mostramos al jefe, pero es un objetivo secundario. Pasa lo mismo con nuestra página de fans en Facebook… nos da igual tener miles de fans si su ratio de actividad es mínimo y no somos capaces de redireccionarlos hacia el contenido corporativo que nos interese (links que logramos llevar a nuestras webs), así que centrarnos en aumentar el número de fans si no logramos llevarlos luego a algún sitio, es absurdo. Podría poner más ejemplos, pero creo que ya os hacéis una idea.
Antes de lanzaros a hacer una comunicación online, crear un perfil de Facebook porque es la última moda o crear un blog corporativo, preguntaros ¿Por qué?… y luego ¿para qué?… los ¿por cuánto? y ¿quién lo mantiene? normalmente vienen solos… para todo lo demás… suerte!!

Cambios en Google con el May Day update

Al parecer Google ha realizado un cambio importante en cómo se genera el ranking y, por lo que parece, no salen muy bien paradas las long tail.

La noticia se ha reflejado en varios blogs y parece ser que se confirmar la forma que tiene Google de generar el ranking en el que se publican las webs, especialmente las long tail.

Con la nueva filosofía planetada por Google, se dará más importancia a las webs que tengan contenido único, algo que afecta directamente a páginas de producto, con un gran número de url, donde en muchas ocasiones se usan descripciones genéricas con información de los productos.

Vemos como cada vez en más importante generar un contenido propio y de calidad para posicionar tu site en Google.

Google AdWords

Ayer Google me mandó una carta promocional con 75 € para gastar en AdWords. Si bien no creo que lo use, me parece simpática la iniciativa, parecida a la que usan las apuestas deportivas: te regalamos 10 € para tu primera apuesta!!

man wearing pink polo shirt with text overlay

Photo by Artem Bali on Pexels.com

En primer lugar tepreguntas ¿de donde se habrán sacado mis datos para mandarme la información? Pero… es Google!! Ellos tienen la información… es como el señor maligno de las películas de James Bond, sólo quieren controlar el mundo.

Seguir leyendo