Los problemas en la gestión de competencias

Hemos estado hablando de cómo gestionar las competencias de nuestro equipo y sobre los tipos de liderazgo que tenemos disponibles en función de dichas competencias, pero existen algunos problemas que pueden surgir a lo largo del proceso.

Es fácil pensar que el primer problema al que nos podemos enfrentar es cuando nos encontramos con personas que no quieren mejorar o cambiar la forma que tienen de hacer las cosas. Es algo común pero hay herramientas para afrontar este tipo de situaciones y lograr alcanzar nuestros objetivos.

Gestion de competencias, evolución del empleado y delegacion de responsabilidades

A lo largo de estos días hemos hablado de cómo gestionar a nuestros equipos para lograr que se desarrollen y adquieran más competencias, lo que les permitirá disponer de mayor libertad e independencia para hacer su trabajo. Pero qué pasa cuando no disponemos de nuevos desafíos, ¿podemos prolongar el estado de ánimo y nivel de compromiso de nuestro equipo a largo plazo?

Hablamamos el otro día sobre los niveles de competencia y nuestra curva de aprendizaje. Pero junto con esta curva tenemos una nueva gráfica que la complementa y que añade el nivel de compromiso o motivación de nuestro equipo.

Competencia 02.jpg

Cuando comenzamos en un nuevo trabajo nuestro nivel de competencia suele ser bajo, así también nuestro nivel de compromiso. Por mucho que digamos que estamos super comprometidos desde el minuto uno, reconozcámoslo, si no era ese trabajo hubieramos aceptado otro.

Es algo normal. Apenas conocemos a las personas, a la empresa y a todo lo que representa. Nuestro nivel de compromiso se va incrementando con el tiempo, junto con nuestro nivel de competencia. En realidad suelen ir de la mano. Así que según vamos conociendo mejor el puesto, a la gente y a la empresa empezamos a generar lo que denominan engamente, lealtad o como quieras llamarlo. Comienzas a sentirte parte de la empresa.

Cuando llegas a un nivel alto de competencias, cuando ya estás en la Fase 4, también tu nivel de compromiso es el más alto posible. Conoces tu trabajo al dedillo, lo sabes hacer sin problemas e incluso haces algunas otras cosas que te han pedido sin problemas. Pero llega un momento donde algo pasa, te desmotivas y no sabes por qué.

IGT75

Y es que llegamos a un momento de nuestra carrera donde nuestra motivación parece que brilla por su ausencia. Lo normal es que nos falten nuevo desafíos. Sabemos hacer tan bien nuestro trabajo que lo hacemos sin pensar, sin esfuerzo. Y no me refiero a que no nos cuesten las horas extras que debemos hacer algunas veces (o muchas) para entregar a tiempo algunos proyectos de última hora. Me refiero a que ya no hay un desafío que te haga crecer, desarrollarte. Ya no hay nada nuevo. No hay nada que te plantee un reto.

Aquí es donde el manager debe estar atento para buscar nuevos desafíos para su equipo. Si tienes a un equipo competente y comprometido, no te confíes. Busca nuevos retos, nuevos proyectos, nuevas fronteras.

Es importante aplicar un buen liderazgo y desarrollar a tu equipo.

También puede ser el momento ideal para hacer crecer a alguien a una nueva posición. Recordad la premisa que nuestra principal función es hacer crecer a nuestro equipo, así que una vez llegado a su nivel de competencia inconsciente hay que plantearse si debemos promocionar a este persona y que, de nuevo, desarrolle nuevas competencias.

Habrá quien piense que no quiere desarrollar a su equipo porque pueden quitarle su puesto de trabajo. Soy de los que piensan que tampoco te van a ofrecer nada mejor si no hay nadie en tu equipo que pueda hacer tu trabajo, así que mejor correr el riesgo.

Si no cuidamos de nuestro equipo y buscamos nuevos retos, corremos el riesgo de perder la motivación (y con ella su compromiso con el proyecto) y que acaben buscando nuevos desafíos fuera de la empresa.

Que un miembro de tu equipo decida dejar la empresa tampoco tiene por qué ser malo. Puede ser que, llegado el momento, no hay posiciones suficientes o proyectos para seguir haciendo crecer a todos. Pero su salida deja una posición libre para alguien que sí considere el puesto como un nuevo desafío. Además, si hemos hecho un buen trabajo como managers, las personas que salgan de la empresa guardarán un buen recuerdo de su paso por ella y tal vez, una vez que hayan adquirido nuevos conocimientos y competencias fuera de ella, quieran volver más adelante o recomendar a otros entrar a formar parte de ella.

Es por ello importante aplicar un buen liderazgo y desarrollar a tu equipo. Para ello debes utilizar técnicas de feedback que ayuden a la gente a crecer y alinearse con la estrategia de la empresa. Y siempre estar en movimiento, buscar nuevos desafíos y proyectos.

Un comentario en “Los problemas en la gestión de competencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.